Inicio / Poesía / Haikus de otoño

Haikus de otoño

El otoño es una de las mejores estaciones para escribir haikus. Esto no significa que las otras estaciones no sean adecuadas. Cada estación tiene sus propios aspectos, pero sin duda, el viento, las hojas muertas, el frío que apenas comienza a sentirse, son elementos que hacen que el haiku tome un aspecto muy contemplativo. Además, el otoño es la mejor estación para ver las estrellas y estas tienen un espacio reservado en los haikus.

De hecho los haikus de otoño suelen incluir términos que hacen referencia a cuestiones que se observan en la temporada, como lo son árboles sin hojas, viento sereno o tardes con sol -en ninguna época del año se admiran esos tonos anaranjados y preciosos-, esto es en buena parte debido a que el haiku es, en principio contemplativo. El haijin (escritor de haikus) admira el ambiente para describir y a la vez escribir lo que sucede. En este sentido, el haiku retrata y es instante, parecido a una fotografía. En el haiku clásico, esta palabra que hace referencia a la estación se denomina kigo, de hecho, es una palabra obligatoria y sin esta no sería haiku.

Los haikus de otoño suelen ofrecer escenas que hacen referencia a la sequía de la época, un ambiente limpio sin nubes en la noche, pero también muestran aspectos más contemplativos, como el siguiente haiku:

Solo el murmullo
del viento y la hojarasca
rompe el silencio

En este se observan dos kigos estacionales, “viento” y “hojarasca”, pero también una reflexión. Este es uno de los atributos de muchos haikus, una reflexión, un eco que se queda después de leer o escucharlo. Para algunos haijines, es muy importante lo que no dice el poema, es decir, lo que se intuye a partir de este, lo cual es una especie de contemplación o susurro que deja el poema.

Algunos haijines se inspiran más en la época de frío y son los elementos invernales los que motivan su obra, otros prefieren el calor. Entre los haikus de otoño aparecen elementos que reflejan la lluvia, la vista hacia la vía láctea o las pequeñas hogueras.

Un poema de Basho es muestra de contemplación y está relacionado a esta época del año. Se trata de un haiku que refleja instante y cierto misterio, pues el animal que aparece, el cuervo es de hecho un poco misterioso en la cultura japonesa.

Sobre la rama
un cuervo se ha posado;
tarde de otoño.

La siguiente lista incluye algunos kigos que suelen aparecer como términos obligados para los haikus de 秋 ‘otoño’, se puede ver la luna, los grillos viejos o el espantapájaros.

 

ブドウのつぼみ El brote de las uvas
新しい秋 Un nuevo otoño
秋の終わり Ha terminado el otoño
台風 Tifón
Trueno
銀河 Vía Láctea
La luna
乾燥した葉 Las hojas secas
古いこおろぎ Grillos viejos
かかし Espantapájaros
Melocotón
リンゴ La manzana
米の収穫 Cosecha de arroz
小さい火災 Hogueras pequeñas

 

 

 

Acerca Guillermo Santana

mm

También puedes ver

La actividad sonora en la época prehispánica

Por Pilar Regueiro 2-mayo-2018 Seguramente, más de uno se ha detenido alguna vez a observar …